Deja un comentario

LOS DOS PUENTES

EL ÚLTIMO CRISTERO

CAPÍTULO DOS

LOS DOS PUENTES

donkeyContinuó el par de seres vivientes su subir y bajar de montañas.

Este camino es como la vida misma, Plácido: el único modo de salir de una curva peligrosa es metiéndose en otra, oyes.

Se detenía el hombre de tramo en tramo a enterrar junto a las peñas granos de maíz y frijol y semillas de calabaza. También sembraba patatas. Pero más que todo sembraba girasoles.

Debe haber mirasoles en flor por todo el mundo todo el tiempo, Plácido. Porque si no el sol cuando sale’n la mañana no sabe pa’ onde irse en su viaje por el cielo. Son los mirasoles los que lo guían en su jornada.

stone-bridge-ana-leko-nikolicDespués de dieciocho horas —y cincuenta cerros— llegaron a la orilla de un puente de dos metros de ancho y un kilómetro de largo. La estructura cruzaba un profundo precipicio y era sostenida por diecisiete arcos. Había relieves toltecas cincelados en cada una de las gigantescas canteras con que había sido construido. Cerraba la entrada una gruesa cadena de la cual colgaba un letrero:

CERRADO POR RAZONES DE SEGURIDAD. PARA CRUZAR EL ACANTILADO SIGA HACIA EL NORTE OTROS DOS KILÓMETROS. LA TARIFA POR CRUZAR POR EL PUENTE NUEVO ES DE DIEZ PESOS POR PERSONA, Y CINCO POR CADA BESTIA DE CARGA.

¡Me carga la fregada! ¡Tenía razón mi primo en su carta!

De sus triques sacó el viejo un talache y ensartó la punta en la armella de la cadena que estaba atornillada en un grueso poste de encino. Hizo palanca en el mango. Después de diez pujidos y veinte rechinidos de la armella —y treinta maldiciones— logró sacarla. Hizo lo mismo con la armella del otro lado. Arrojó luego la cadena al abismo.

¡Ay tá su letrero, ingenieros! ¡Si lo queren sacar van a tener que decile al Diablo que se los traiga! ¡Porque ni modo que ustedes bajen al infierno por él!

02_1877 Cowboys Roping a BearSe disponía ya a cruzar el puente cuando le llovieron sogas de todos lados. Diez soldados lo enredaron de la cintura para arriba, mientras dos de ellos lo encañonaban con sus carabinas. Lo escoltaron hasta un campamento situado frente a un puente moderno que aún mostraba las evidencias de haber sido terminado recientemente.

Aquí le traemos un Cuervo, Ingeniero —dijo el capitán—, quitó la cadena y la aventó al precipicio.

¿Un Cuervo? ¿Pero pues cuál de ellos, Capitán? Toda la sierra está llena de Cuervos.

Este es el Cuervo Mayor, Ingeniero. Es el General Sóstenes Cuervo.

¿El Cristero? ¡Ah jijo, Capitán! Lléveselo a Cleofas y dígale que lo ejecute. No sea que vaya a ir Zacatecas a poner al Gobernador en nuestra contra.

CONTINUARÁ

REMIGIO SOL 2013 ©

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: