Archivo | septiembre 2014

Estás explorando los archivos del sitio por fecha.

SINDI

SINDI

Sindi era una niña de doce años. —¡Miren, no tengo manos! —gritaba con las manos en alto mientras descendía a toda velocidad en su bicicleta la empinada calle—. ¡Miren, no tengo manos! Tanto por su habilidad como por su escándalo, aquel bólido captaba la atención del vecindario. Y aconteció que Sindi un día descendía la […]

TRASLACION Y ROTACION

TRASLACION Y ROTACION

—¿Eres tú Sandy Koufax? —preguntó el elegante visitante. —Sí —contestó el anciano en el catre. —¿Puedes levantarte? —Me toma mucho tiempo, pero puedo hacerlo. —¿Puedes caminar? —Me rebasan las tortugas, pero sí avanzo. —¿Qué edad tienes? —Cien millones de años. ——¡Ja, ja, ja! ¡Qué buena broma! —No, no estoy bromeando —aseguró el anciano—. Yo nací […]

EL VUELO DESNUDO

EL VUELO DESNUDO

—Les informo que estamos teniendo una fuga de combustible —anunció la azafata—, pero resolveremos el problema deshaciéndonos del equipaje. En medio de los gritos de pánico de los pasajeros, la tripulación abrió las compuertas y descargó en el vacío todo el equipaje. Pero aconteció que el jumbo seguía perdiendo combustible y altura. —¡Vamos a tener […]

EL PLOMERO

EL PLOMERO

Nick estacionó la furgoneta y bajó de ella cargando su cajón de herramientas. Sacó del bolsillo de su overol un papel, y después de releer la información llamó a una puerta. —Aquí no llamamos a ningún plomero —le informaron—. Llamó Nick por teléfono a al número correspondiente, pero nadie le contestó. Se disponía ya a […]

EL TORO DEL DIABLO

EL TORO DEL DIABLO

Reflejábasele en los ojos al monstruo un odio mortal. —¿Está seguro que quiere jinetearlo, tío? —me preguntó mi sobrino—. Este animal ya ha mandado a varios vaqueros profesionales al hospital. —¡Lo monto porque lo monto —le contesté—. Cuando yo tenía tu edad gané varios trofeos montando toros salvajes. —Que conste que se lo advertí, tío […]

GALLETAS DE AMOR

GALLETAS DE AMOR

No tarda en llegar mi amadísma esposa. Con galletas alfabéticas estoy escribiendo “TE AMO” en un mantel blanco para demostrarle mi gran amor. Bueno, ya terminé el “TE AMO”. Voy a comerme una o dos de las galletas restantes. ¡Oh, my God, qué deliciosas! Me comeré otras… bueno, la mitad de las que quedan para […]

EL AUTOMOVIL AZUL

EL AUTOMOVIL AZUL

No sé ni como me llamo Esta pasión me consume Mi delirio se resume En dos palabras: ¡Te amo! . —¡Corten! —grita el director—. ¡Estás muy anticuado, Remigio! Recita mejor este poema que ganó el concurso de Poesía Latinoamericana Contemporánea. —¿Está seguro, señor Director? —¡Claro que sí, Remigio! Toma el poema; anda, declámalo —ordena el […]