El Último Cristero 1-10

EL NUEVO PRESIDENTE

EL NUEVO PRESIDENTE

EL ÚLTIMO CRISTERO CAPÍTULO DIEZ EL NUEVO PRESIDENTE —¿No vieron un burro pardo con una pata blanca tratando de molestar sexualmente a una burra flaca?—le preguntó Sóstenes a la gente en la orilla de la muchedumbre. Los que lo escucharon lo miraron severamente y se alejaron meneando la cabeza. Sin comprender la actitud, Sóstenes insistió: […]

PALMA VIEJA

PALMA VIEJA

EL ÚLTIMO CRISTERO CAPÍTULO NUEVE PALMA VIEJA Palma Vieja era de por sí un pueblo pequeño, y la sequía que había obligado a la mayoría de sus habitantes a abandonar el valle había convertido el pueblo en una comunidad semi—fantasma en la que el número de casas vacías era mayor al de las personas que […]

EL TESORO

EL TESORO

EL ÚLTIMO CRISTERO CAPÍTULO OCHO EL TESORO Esa noche, en el jacal en ruinas que le servía de casa, Don Prudencio le contaba a Sóstenes cómo unos años atrás —en el tiempo de la revolución— un grupo de federales renegados había robado una casa de moneda. Perseguidos por la policía, los ladrones habían huído hacia […]

LA CALAVERA

LA CALAVERA

EL ÚLTIMO CRISTERO CAPÍTULO SIETE LA CALAVERA Con el sol aún alto llegó Sóstenes a Peñascos. —¿Ónde puedo jallar a mi tío, Don Prudencio Marfil?—le preguntó a la ancianita de ojos pícaros que andaba barriendo la plaza con una rama de palma. —Uh, pos en el pantión, oiga —contestó ella sonriendo—, ya tiene allí más […]

EL LOCO GENEROSO

EL LOCO GENEROSO

EL ÚLTIMO CRISTERO CAPÍTULO SEIS EL LOCO GENEROSO Después de volver a quitar y lanzar al abismo el rótulo que había sido reemplazado, cruzó Sóstenes el puente. Una hora después llegó al puñado de chozas llamado Biznagas. Se metió en un jacal grande que se llenó de algarabía con su llegada. El susto que se […]

LA MUERTE DE UN CRISTERO

LA MUERTE DE UN CRISTERO

EL ÚLTIMO CRISTERO CAPÍTULO CINCO LA MUERTE DE UN CRISTERO Era de madrugada. Le pareció a Cleofas que los gritos eran parte de su sueño. —¡Cleofas Barraza! ¡Vengo a que cumplas la ley de la sierra, Cleofas Barraza! Se sentó el Coronel en la orilla del catre. Se talló los dos ojos hasta que se […]

LAS VÍBORAS PIRAÑAS

LAS VÍBORAS PIRAÑAS

EL ÚLTIMO CRISTERO CAPÍTULO CUATRO LA MESETA DE LAS VÍBORAS PIRAÑAS Toda la noche estuvieron Sóstenes y Cleofas hablando, bebiendo, y medio comiendo. Ya estaba saliendo el sol cuando se puso Sóstenes de pie. —Ya sé cómo me quero morir, Coronel Barraza: llévame a la Meseta de las Víboras Pirañas. Aún con su peso, Cleofas […]